▷ Riesgos químicos en el sector sanitario - Ocronos - Editorial Científico-Técnica (2022)

Índice

  • 1 INTRODUCCIÓN
  • 2 DEFINICIONES
  • 3 ETIQUETADO DE LOS PRODUCTOS
  • 4 NORMATIVA
  • 5 ETIQUETA DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS
    • 5.1 Información de la Etiqueta según el Reglamento 363/95
    • 5.2 Información de la Etiqueta según el Reglamento CLP
  • 6 PICTOGRAMAS
    • 6.1 PELIGROS FÍSICOS
    • 6.2 PELIGRO PARA EL MEDIO AMBIENTE
    • 6.3 PELIGROS PARA LA SALUD
  • 7 FICHAS DE DATOS DE SEGURIDAD (FDS)
  • 8 SUSTANCIAS QUÍMICAS Y EFECTOS SOBRE LA SALUD
    • 8.1 SUSTANCIAS QUÍMICAS MÁS PELIGROSAS
  • 9 EFECTOS DE LA EXPOSICIÓN A SUSTANCIAS QUÍMICAS SOBRE LA SALUD
  • 10 PRINCIPALES RIESGOS QUÍMICOS EN EL SECTOR SANITARIO
    • 10.1 AGENTES ANESTÉSICOS E INHALATORIOS
      • 10.1.1 DESCRIPCIÓN
      • 10.1.2 USOS
      • 10.1.3 CLASIFICACIÓN
    • 10.2 AGENTES CITOSTÁTICOS
      • 10.2.1 DESCRIPCIÓN
      • 10.2.2 ÁREAS DE EXPOSICIÓN
      • 10.2.3 EFECTOS PARA LA SALUD
      • 10.2.4 MEDIDAS PREVENTIVAS
    • 10.3 DESINFECTANTES Y ESTERILIZANTES DESCRIPCIÓN
      • 10.3.1 RIESGOS GENÉRICOS
      • 10.3.2 MEDIDAS PREVENTIVAS GENÉRICAS
      • 10.3.3 ÓXIDO DE ETILENO EFECTOS PARA LA SALUD
      • 10.3.4 GLUTARALDEHÍDO
      • 10.3.5 ÁCIDO PERACÉTICO
      • 10.3.6 PERÓXIDO DE HIDRÓGENO
      • 10.3.7 OTROS DESINFECTANTES Y ESTERILIZANTES
  • 11 OBLIGACIONES DE LA EMPRESA EN RELACIÓN A LOS RIESGOS QUÍMICOS
  • 12 Bibliografía

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 2 – Junio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº2:127

Autor principal (primer firmante): Nuria Huerta González

Fecha recepción: 28 de mayo, 2020

Fecha aceptación: 6 de junio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(2):127

Autora: Nuria Huerta González

INTRODUCCIÓN

Las sustancias químicas están presentes en la actividad diaria del sector sanitario y sociosanitario. El almacenamiento, manipulación y gestión de sus residuos conllevan múltiples riesgos que pueden afectar gravemente a la salud de los trabajadores.

Los riesgos químicos juegan un papel importante en los servicios hospitalarios, ya que el personal puede absorber sustancias químicas durante su manejo o por mantenerse cerca de ellas. Los gases anestésicos, antisépticos, manipulación de drogas citostáticas, medicamentos y preparados farmacéuticos pueden provocar efectos biológicos en el trabajador, dependiendo de la concentración, manipulación, exposición, susceptibilidad del trabajador, el agente y la práctica de protección adoptada por el personal.

▷ Riesgos químicos en el sector sanitario - Ocronos - Editorial Científico-Técnica (1)

DEFINICIONES

Riesgo Químico: Es aquel susceptible de ser producido por una exposición no controlada a agentes químicos.

Agente Químico: La Directiva 98/24/CE define agente químico como todo elemento o compuesto químico, por sí solo o mezclado, tal como se presenta en estado natural o es producido, utilizado o vertido, incluido el vertido como residuo, en una actividad laboral, se haya elaborado o no de modo intencional y se haya comercializado o no.

Agente Químico Peligroso: Agente químico que puede presentar un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores debido a sus propiedades fisicoquímicas, químicas o toxicológicas y a la forma en que se utiliza o se halla presente en el lugar de trabajo.

ETIQUETADO DE LOS PRODUCTOS

NORMATIVA

A partir del 1 de diciembre del 2010, todas las sustancias se clasificarán, etiquetarán y envasarán según los criterios del nuevo Reglamento CE nº 1272/2008 sobre Clasificación, Etiquetado y Envasado de sustancias y mezclas (Reglamento CLP) y a partir del 2016, todas las mezclas, quedando definitivamente derogado y desfasado el Reglamento sobre Clasificación, Etiquetado y Envasado de Sustancias peligrosas (RD 363/1995).

Enviar artículo para publicar

El Reglamento (CE) 1272/2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas (Reglamento CLP) engloba la anterior legislación comunitaria con el Sistema Globalmente Armonizado de clasificación y etiquetado de productos químicos (SGA), un sistema de las Naciones Unidas para identificar los productos químicos peligrosos y para informar a los usuarios sobre sus peligros. Tiene también enlaces a la legislación REACH.

El SGA ha sido adoptado por muchos países de todo el mundo y ahora se utiliza también como base para la reglamentación del transporte internacional y nacional de mercancías peligrosas.

Los peligros de los productos químicos se comunican a través de indicaciones y pictogramas normalizados en las etiquetas y las fichas de datos de seguridad

Algunos de los términos anteriores han sido sustituidos por otros nuevos:

  • Mezclas en lugar de preparados
  • Pictogramas en lugar de símbolos
  • Indicaciones de peligro en lugar de frases de riesgo
  • Consejos de prudencia en lugar de frases de seguridad
  • Palabras de advertencia (p. ej., Peligro, Atención) en lugar de indicaciones de peligro

Los nuevos pictogramas enmarcados en rojo sustituirán gradualmente a los anteriores símbolos de peligro en color naranja.

El Reglamento CLP entró en vigor el 20 de enero de 2009 y sustituirá gradualmente a la clasificación y etiquetado según las Directivas sobre sustancias peligrosas (67/548/CEE) y sobre preparados peligrosos (1999/45/CE). Ambas Directivas se derogarán el 1 de junio de 2015.

Fechas clave:

  • 1 de diciembre de 2010, cuando las sustancias tienen que ser reclasificadas
  • 1 de diciembre de 2012, cuando las sustancias ya comercializadas tienen que ser etiquetadas de conformidad con el Reglamento CLP
  • A partir del 1 de junio de 2015, las mezclas (antes llamadas preparados) tienen que ser clasificadas de conformidad con el Reglamento CLP
  • 1 de junio de 2017, cuando los productos ya comercializados tienen que ser reetiquetados y reenvasados.
▷ Riesgos químicos en el sector sanitario - Ocronos - Editorial Científico-Técnica (2)

ETIQUETA DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS

La etiqueta es en general la primera información que recibe el usuario de una sustancia o mezcla química, y tiene como objetivo facilitar información sobre las mismas, como:

  • Identificación de la sustancia o mezcla
  • Clasificación de la misma
  • Peligros que conlleva asociados
  • Advertencias durante su utilización: Palabra “Peligro” o “Atención”
  • Riesgos asociados a su manipulación
  • Consejos de prudencia necesarios durante su manipulación, almacenamiento, eliminación, etc.

Información de la Etiqueta según el Reglamento 363/95

  • Identificación del producto
  • Composición
  • Responsable de la comercialización (Nombre, Dirección y Teléfono)
  • Identificación del producto
  • Descripción del riesgo (Frases R)
  • Medidas preventivas (Frases S)

Información de la Etiqueta según el Reglamento CLP

  • Nombre, Dirección y Número del teléfono del Proveedor o Proveedores
  • Cantidad nominal de la sustancia o mezcla
  • Identificadores del producto
  • Pictogramas de peligro
  • Palabras de advertencia
  • Indicadores de peligro: frases H
  • Consejos de prudencia: frases P
  • Información suplementaria.

PICTOGRAMAS

PELIGROS FÍSICOS

Explosivos: Las sustancias y preparados sólidos, líquidos, pastosos o gelatinosos que, reaccionan violentamente con la acción de una llama, del calor, de un choque o del rozamiento y provocan una explosión. Puede ser la causa de accidentes y de quemaduras graves.

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

Inflamables: Los sólidos, líquidos y gases pueden inflamarse con el aire y continuar ardiendo.

  • Fácilmente Inflamables: Las sustancias y preparados que puedan calentarse e inflamarse en el aire a temperatura ambiente sin aporte de energía, o los sólidos que puedan inflamarse fácilmente tras un breve contacto con una fuente de inflamación y que sigan quemándose o consumiéndose una vez retirada dicha fuente, o los líquidos cuyo punto de ignición sea muy bajo, o que en contacto con el agua o con el aire húmedo desprendan gases extremadamente inflamables en cantidades peligrosas.
  • Extremadamente Inflamables: Las sustancias y preparados líquidos que tengan punto de ignición extremadamente bajo y un punto de ebullición bajo, y las sustancias y preparados gaseosos que, a temperatura y presión normales, sean inflamables en contacto con el aire.

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

Comburentes: Las sustancias o productos que alimentan la combustión de una sustancia inflamable. En la mayoría de los casos es el oxígeno del aire, pero en otras ocasiones es un agente que contiene oxígeno, como por ejemplo los nitratos, cloratos y peróxidos.

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

Corrosivos: Las sustancias y preparados que en contacto con tejidos vivos puedan ejercer una acción destructiva de los mismos.

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

PELIGRO PARA EL MEDIO AMBIENTE

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

PELIGROS PARA LA SALUD

  • Tóxicos: Las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea en pequeñas cantidades, puedan provocar efectos agudos o crónicos e incluso la muerte
  • Muy Tóxicos: Las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea en muy pequeña cantidad, puedan provocar efectos agudos o crónicos e incluso la muerte.
  • Nocivos: Las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan provocar efectos agudos o crónicos e incluso la muerte.

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

  • Sensibilizantes respiratorios o cutáneos: Las sustancias y preparados que, por inhalación o penetración cutánea, puedan ocasionar una reacción de hipersensibilidad, de forma que una exposición posterior a esa sustancia o preparado dé lugar a efectos negativos característicos.
  • Irritantes: Las sustancias y preparados no corrosivos que, en contacto breve, prolongado o repetido con la piel o las mucosas, puedan provocar una reacción inflamatoria.
  • Cancerígenos: Las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, puedan producir cáncer o aumentar su frecuencia.
  • Otros:
  • Tóxicos para la reproducción y efectos sobre la lactancia o a través de ella.
  • Toxicidad específica para determinados órganos tras una exposición única.
  • Toxicidad específica para determinados órganos tras exposiciones repetidas
  • Peligro por aspiración

Ver imágenes en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

FICHAS DE DATOS DE SEGURIDAD (FDS)

La Ficha de Datos de Seguridad (FDS) es el documento que incluye información detallada del producto químico (más que en las etiquetas), sobre los riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores y para el medio ambiente. Los trabajadores tienen derecho a tener una copia de las fichas de datos de seguridad, fichas que además deben estar a disposición de los trabajadores en el lugar de trabajo.

Deben estar en el idioma oficial del país en el que se comercialice la sustancia (en nuestro caso en castellano) e incluir la fecha de elaboración y los siguientes apartados:

  • Identificación de la sustancia o preparado y de la sociedad o empresa, incluyendo los usos para los que está fabricada y para los que está desaconsejada, así como el teléfono de contacto en caso de emergencia.
  • Identificación de los peligros. Debe distinguir claramente entre preparados peligrosos y no peligrosos, clasificar las sustancias o mezclas según el reglamento e incluir todo el contenido de la etiqueta.
  • Composición/Información sobre los componentes.
  • Primeros auxilios
  • Medidas de lucha contra incendios
  • Medidas en caso de vertido accidental
  • Manipulación y almacenamiento
  • Controles de exposición/protección individual.
  • Propiedades físicas y químicas
  • Estabilidad y reactividad
  • Información toxicológica
  • Información ecológica
  • Consideraciones sobre eliminación
  • Información sobre el transporte
  • Información reglamentaria
  • Otra información

SUSTANCIAS QUÍMICAS Y EFECTOS SOBRE LA SALUD

SUSTANCIAS QUÍMICAS MÁS PELIGROSAS

Prácticamente todas las sustancias químicas utilizadas en las actividades industriales están presentes también en el ámbito sanitario. Las actividades desarrolladas en los grandes hospitales, centros de salud y establecimientos sociosanitarios, comprenden no sólo las específicamente sanitarias sino también otras que ponen a sus trabajadores en contacto con sustancias más propias de la industria (tareas de mantenimiento, cocina…).

Las sustancias más comunes en nuestra actividad son:

  • Agentes anestésicos inhalatorios: óxido nitroso, halotano, enflurano, isoflurano, sevoflurano y desflurano.
  • Agentes esterilizantes: óxido de etileno
  • Alcoholes: metilalcohol, etilalcohol, isopropilalcohol, etilenglicol, propilenglicol…
  • Aldehídos: formaldehído, glutaraldehído
  • Citostáticos: metrotexato, ciclofosfamida, vimblastina, docetaxel, vindesina…
  • Disruptores endocrinos: alquilfenoles, bisfenol-A, dioxinas, disolventes (ejemplo: percloroetileno), estireno, ftalatos, bifenilos policlorados (PCB)…
  • Metales: mercurio, plomo…
  • Residuos sanitarios
  • Amianto
  • Otros productos: pinturas, limpiadores, desinfectantes, disolventes, biocidas (insecticidas, plaguicidas)…

Todos estos agentes químicos pueden producir una diversidad de efectos irritantes, alérgicos, tóxicos e incluso cancerígenos.

EFECTOS DE LA EXPOSICIÓN A SUSTANCIAS QUÍMICAS SOBRE LA SALUD

La exposición a sustancias o productos químicos peligrosos viene caracterizada por ser de baja intensidad (bajas concentraciones) pero de larga duración, pudiendo abarcar incluso toda o gran parte de la vida laboral de un trabajador. Ello motiva que los efectos aparezcan a largo plazo, después de años o décadas de exposición y que su evolución sea muy lenta (insidiosa), tardando mucho tiempo en manifestarse los síntomas de la afectación.

Se trata de enfermedades crónico-degenerativas, con largos periodos de evolución (latencia) y que se manifiestan en edades tardías, tales como la encefalopatía tóxica por disolventes o los diferentes cánceres por agentes químicos y sustancias peligrosas.

PRINCIPALES RIESGOS QUÍMICOS EN EL SECTOR SANITARIO

AGENTES ANESTÉSICOS E INHALATORIOS

DESCRIPCIÓN

Son una familia de agentes químicos muy volátiles, depresores del Sistema Nervioso central que producen pérdida de conciencia, de sensibilidad, de motilidad y de actividad refleja.

USOS

Los gases anestésicos se utilizan en algunos procedimientos quirúrgicos tanto sobre humanos como sobre animales para aumentar el umbral de sensibilidad al dolor y eliminar el estado de vigilia.

CLASIFICACIÓN

Ver tabla en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

TRABAJADORES EXPUESTOS

  • Médicos anestesistas
  • Médicos especialistas quirúrgicos
  • Enfermeras y Auxiliares de quirófano
  • Personal sanitario de salas de reanimación
  • Odontólogos y Estomatólogos
  • Personal auxiliar de cirugía odontológica

LUGARES DONDE SE UTILIZA

  • Quirófanos
  • Salas de reanimación
  • Salas de parto
  • Salas de exploraciones en las que se aplican gases anestésicos (endoscopias, dentistas, etc)

EFECTOS PARA LA SALUD

EFECTOS DE EXPOSICIONES AGUDAS

Ver tabla en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

EFECTOS DE EXPOSICIONES CRÓNICAS

Ver tabla en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo

Existen estudios epidemiológicos que relacionan la exposición crónica a gases anestésicos con un incremento de abortos espontáneos en las mujeres expuestas antes y durante el embarazo y manifestaciones hepáticas, renales y neurológicas.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Actuaciones sobre el foco emisor:

  • Sustitución de equipos deteriorados
  • Extracción localizada cerca del foco de emisión, si no puede utilizarse estación de anestesia

Actuaciones sobre el medio de propagación:

  • La ventilación general del quirófano debe estar perfectamente regulada, lo cual contribuirá a la evacuación de los gases anestésicos residuales.

Medidas organizativas:

  • Procedimientos de trabajo
  • Mantenimiento preventivo
  • Valoración de la exposición ambiental

Actuaciones sobre el individuo:

  • Formación e Información
  • Protección individual
  • Vigilancia de la salud

AGENTES CITOSTÁTICOS

DESCRIPCIÓN

Los agentes citostáticos son sustancias citotóxicas diseñadas y utilizadas para causar disfunción celular, inhibiendo el crecimiento de las células cancerosas mediante la alteración del metabolismo y el bloqueo de la división y la reproducción celular. Este daño no es selectivo para las células tumorales, sino que afecta a todas las células del organismo, resultando efectos tóxicos adversos.

ÁREAS DE EXPOSICIÓN

La exposición a citostáticos se da fundamentalmente en:

  • Servicios de farmacia (preparación)
  • Plantas de hospitalización donde se administren (Oncología, Hematología y otras en menor medida)
  • Hospitales de día (Oncología, Reumatología, etc).

EFECTOS PARA LA SALUD

Las más importantes acciones tóxicas de estos medicamentos son:

  • Tóxico para la reproducción
  • Carcinógeno
  • Mutágeno

Además estos fármacos presentan efectos adversos como alteración corneal, cardiotoxicidad, hepatotoxicidad, nefrotoxicidad, hemorragias, irritante de piel y mucosas y emetizante (produce vómitos).

Esto no quiere decir que todos los citostáticos produzcan estos efectos sino que cada uno puede producir alguno o varios de los efectos descritos.

La toxicidad más manifiesta para quienes preparan estos medicamentos son las cutáneas o mucosas, reacciones de hipersensibilidad inmediata y de anafilaxia sistémica y las debidas a inhalación de aerosoles de tales productos afectando al tracto respiratorio.

MEDIDAS PREVENTIVAS

En la manipulación de citostáticos hay que considerar tanto los aspectos de protección del producto (asepsia) como la minimización de los riesgos que afectan al personal que los manipula, al enfermo y al medio.

En el caso de la exposición laboral la combinación de medidas de protección colectiva con equipos de protección individual es la mejor forma de protección frente a diferentes posibilidades de contaminación. Además, como norma general, debe reducirse al máximo el número de personas que manejen citostáticos, especialmente en la preparación y no como sucedía tiempo atrás, en el que todo el personal de enfermería reconstituía estos fármacos en las plantas de hospitalización para su posterior administración.

Recomendaciones generales: En las áreas de trabajo donde pueda haber exposición a citostáticos:

  • No se permitirá comer, beber, masticar chicle ni almacenar alimentos.
  • Se aconseja no utilizar maquillaje ni otros productos cosméticos que puedan prolongar una exposición prolongada en caso de contaminación. Se recomienda no utilizar lentillas.
  • Los guantes deben evitar su contacto con áreas susceptibles de contaminarse y en particular con la cara.

Formación e Información: La formación del personal que trabaja con citostáticos es un aspecto clave para evitar los riesgos laborales y garantizar la seguridad del paciente al limitar los posibles errores de medicación. Por ello se establecerá un programa de formación continuada que cubra aspectos como: riesgos potenciales de estos medicamentos, normas de manipulación, medidas de prevención, protección y actuación ante contaminaciones accidentales. Esta formación debe implicar a todo el personal en posible contacto con fármacos citostáticos.

Protección personal: El trabajador expuesto a citostáticos deberá estar cualificado, con conocimiento de los riesgos que corre sin la protección adecuada a estos medicamentos, así como de las condiciones que se exigen para la seguridad del paciente.

  • Guantes: Se utilizarán guantes en la preparación de medicamentos citostáticos, administración de tratamientos, aseo y cambio de ropa de cama de pacientes en tratamiento con citostáticos, manipulación de excretas de pacientes que reciben tratamiento citostático, manipulación de los contenedores de residuos, limpieza de la zona de preparación de los citostáticos, preparación y envasado de dosis orales de medicamentos citostáticos, recogida y tratamiento de derrames. Se deberá realizar la higiene de manos antes de ponerse los guantes e inmediatamente después de quitarlos. Los guantes deberán cambiarse aproximadamente cada media hora cuando se trabaja continuamente con citostáticos.
  • Bata: La bata de protección debe ser de un solo uso, de baja permeabilidad y debe emplearse: administración de tratamientos citostáticos con riesgo de salpicaduras, manipulación de excretas de enfermos que reciben tratamiento citostático, limpieza de la zona de preparación de citostáticos, preparación y reenvasado de dosis orales de medicamentos citostáticos, tratamiento de derrames.
  • Gorro: En las salas “limpias” su uso es obligatorio. Debe ser desechable y debe colocarse antes que la bata.
  • Mascarilla: Usará mascarilla todo el personal que trabaje en el área de preparación. Las mascarillas que se deben usar son aquellas que protegen contra aerosoles y partículas y con la mayor capacidad de retención (tipo FPP3).
  • Gafas: Sólo son necesarias para protegerse en el tratamiento de derrames
  • Calzas o calzado específico: Es también un requisito de las “salas limpias”. Con ello se limita además la salida de posible contaminación hacia zonas externas. En caso de que se utilice calzado específico este debe ser lavable y esterilizable y deberá establecerse una sistemática de limpieza periódica.

Administración de citostáticos: El personal que lleve a cabo la administración debe estar instruido en el manejo de citostáticos e informado de sus riesgos. Es necesario que los citostáticos lleguen preparados requiriendo la mínima manipulación posible. Es necesario aplicar las siguientes medidas para el control del riesgo:

  • Todas las jeringas de administración y equipos conteniendo citostáticos deben haber sido purgados durante la preparación y antes de administrar el compuesto.
  • Se recomienda la aplicación de sistemas cerrados de administración.
  • Se deberán utilizar guantes. Si se pueden generar aerosoles se deberá usar además mascarilla.
  • Evitar las extravasaciones siguiendo una técnica de administración adecuada.
  • Tras la administración no extraer los sistemas de infusión de los frascos o bolsas sino eliminarlos juntos. Los residuos generados en la administración deben disponerse en contenedores cerrados e identificados adecuadamente.
  • Si fuese necesario partir comprimidos deberá hacerse en bolsas de plástico o cualquier otro sistema que evite la exposición a partículas.

Eliminación de excretas de los pacientes: La manipulación de excretas (básicamente orina y heces) de los pacientes constituye también un riesgo para los trabajadores. Dicho riesgo está en función de la semivida del agente en el organismo y de la vía principal de eliminación. Siempre se debe acudir a la información suministrada por el laboratorio fabricante del citostático. Como norma general se suele recomendar el empleo de equipos de protección individual.

DESINFECTANTES Y ESTERILIZANTES DESCRIPCIÓN

Los principales agentes químicos empleados en desinfección y esterilización son los siguientes:

  • Agentes químicos en estado gaseoso: óxido de etileno, peróxido de hidrogeno, formaldehido.
  • Agentes químicos en forma líquida: ácido peracético, glutaraldehído, formaldehido, alcoholes, compuestos halogenados, amonios cuaternarios.
  • Líquidos en fase plasma: peróxido de hidrógeno, ácido peracético.

RIESGOS GENÉRICOS

Las características principales de estos agentes químicos son una alta actividad de reacción y una buena capacidad de penetración, para que el agente llegue a todos los puntos del objeto o material que pueden estar contaminados.

Estas dos características son las que confieren a los agentes químicos desinfectantes y esterilizantes su potencial peligrosidad, siendo la mayoría irritantes para la piel y las mucosas. En el caso de los agentes gaseosos, la vía respiratoria, es la vía de entrada más relevante, en el caso de los agentes líquidos también puede tener relevancia la vía dérmica.

MEDIDAS PREVENTIVAS GENÉRICAS

La principal medida preventiva para evitar los riesgos asociados a los agentes gaseosos o en forma de plasma, es la utilización de sistemas cerrados, en los cuales el proceso de descontaminación se realiza aislado del entorno. En estos casos la mejor medida preventiva es el correcto funcionamiento de los equipos, por lo que un buen mantenimiento preventivo de los mismos es indispensable.

En cuanto a los desinfectantes líquidos, la medida preventiva más eficaz para evitar los riesgos asociados a su uso es la correcta manipulación de los mismos. Para ello deben seguirse las instrucciones del fabricante. Para la correcta manipulación deben usarse guantes y gafas certificadas como equipos de protección individual.

ÓXIDO DE ETILENO EFECTOS PARA LA SALUD

  • Exposiciones agudas: A nivel local el óxido de etileno es un irritante cutáneo- mucoso. Su exposición puede producir lesiones irritativas, conjuntivitis, quemaduras corneales, opacidades de córnea y cataratas. Se han descrito también sensibilizaciones alérgicas por contacto repetido con sintomatología de irritación de membranas mucosas y piel. A nivel general, el óxido de etileno puede desencadenar cuadros de intoxicación aguda dependiendo la gravedad de la intensidad, en cuanto a concentración de óxido de etileno existente. Estudios sobre la exposición al óxido de etileno manifiestan que a nivel local es un irritante cutáneo-mucoso irritando mucosas y conjuntivas, mientras que a nivel general puede ocasionar cuadros de intoxicación aguda, cuya gravedad dependerá de la intensidad de la exposición, apareciendo alteraciones gastrointestinales, respiratorias y edema pulmonar.
  • Exposiciones crónicas: Efecto mutagénico, se ha conseguido demostrar su poder mutagénico en humanos debido a que es una sustancia alquilante así como un aumento en la frecuencia de anomalías cromosómicas en los linfocitos de las personas expuestas crónicamente. No se han podido comprobar sus efectos teratogénicos en humanos. Respecto al poder carcinogénico comenzó a estudiarse en la década de los 70, aunque la evidencia epidemiológica es limitada, el amplio número de datos toxicológicos que demuestran el aumento de alteraciones genéticas debidas a exposiciones a óxido de etileno, incluso a bajo nivel llevaron a IARC a clasificar al óxido de etileno como cancerígeno de grupo 1 en 1994.

MEDIDAS PREVENTIVAS

El óxido de etileno es un gas extremadamente inflamable y tóxico en consecuencia habrá que tomar todas las precauciones necesarias, tanto durante su almacenamiento como su uso, así como tener un protocolo de actuación para casos de emergencia.

Sustitución: La sustitución completa del óxido de etileno como esterilizante a baja temperatura de material médico quirúrgico no es posible a día de hoy. Así pues debe llevarse a cabo una política de minimización y racionalización en el uso del óxido de etileno, aplicándolo solamente a aquellos materiales no esterilizables por otros métodos.

Actuaciones sobre el foco emisor:

  • Calidad de los equipos de esterilización y mantenimiento preventivo de los mismos.
  • Extracciones localizadas: Instalación de sistemas de extracción localizada en los puntos de generación del gas para su control. Todos los sistemas de extracción, una vez instalados deberán ser comprobados para verificar su eficacia.

Procedimientos de trabajo: Todo el proceso de trabajo y aquellas operaciones que supongan más riesgo deben estar programadas con criterios de eficacia, rapidez y seguridad y deben estar escritas en procedimientos e instrucciones de trabajo. El material dentro de la cesta debe colocarse verticalmente y siempre de modo que coincida papel con plástico para facilitar la aireación. Se deben respetar siempre los tiempos de aireación recomendados y alargarlos lo máximo posible. El manejo de los equipos se hará siempre por personal adiestrado para su correcto uso, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante. Se deben disponer de instrucciones por escrito de los pasos a seguir en caso de emergencia.

Almacenamiento de cartuchos de óxido de etileno: Debido a la inflamabilidad del óxido de etileno, se recomienda almacenar la mínima cantidad posible de cartuchos. Es recomendable ubicarlos en un lugar protegido de golpes o caídas, alejados de golpes de ignición y de calor y preferiblemente en un armario para inflamables. El cartucho vacío que se extrae del equipo no contiene óxido de etileno, ya que el propio equipo realiza la aireación, por lo que puede eliminarse como residuo urbano.

Selección adecuada de los materiales a esterilizar

Valoración de la exposición ambiental: Dado que el óxido de etileno es un ambiente químico cancerígeno se hace necesario el establecimiento de una estrategia de evaluación y control de la exposición ambiental que deberá cumplir con lo establecido en la normativa de prevención de riesgos laborales.

Actuaciones sobre el individuo: Todos los trabajadores potencialmente expuestos deben estar formados e informados de los riesgos que conlleva la exposición a óxido de etileno y de las medidas necesarias que se deben adoptar para la disminución o eliminación de dichos riesgos, de manera que los propios trabajadores estén en condiciones de asegurar que se toman dichas medidas. A pesar de que el contacto es poco probable, es aconsejable utilizar guantes para extraer la carga del esterilizador, debido al carácter irritante del óxido de etileno. Se deberán utilizar guantes certificados para protección contra agentes químicos. En condiciones de trabajo normales no se considera necesario el uso de equipos de protección individual de las vías respiratorias, salvo en caso de escape de consideración o de mal funcionamiento de alguno de los sistemas de control.

GLUTARALDEHÍDO

DESCRIPCIÓN

El glutaraldehído es un desinfectante de alto nivel muy extendido en el ámbito sanitario pero en los últimos años su uso está en claro retroceso debido a los riesgos para la salud que entraña su utilización. El glutaraldehído diluido (lo más habitual es al 2%) se utiliza como desinfectante de alto nivel para material médico-quirúrgico, se utiliza principalmente en la esterilización del material destinado a endoscopias (colonoscopios, broncoscopios, etc) y de otros aparatos o materiales delicados no resistentes al hipoclorito sódico, al calor o a otros tratamientos.

También se emplea en limpieza, desinfección y esterilización de superficies como suelos, paredes, armarios y mesas en quirófanos y zonas de alto riesgo.

Finalmente, también se utiliza como fijador de muestras de tejidos y como componente de algunas disoluciones empleadas para el revelado en húmedo de placas radiográficas.

ÁREAS DE EXPOSICIÓN

  • Quirófanos (desinfectante de superficies o de material)
  • Endoscopia (desinfectante de material)
  • Unidades de Cuidados Intensivos (desinfectante de superficies o de material)
  • Servicios de urgencias, consultas médicas hospitalarias y no hospitalarias (desinfectante de material).

PERSONAL EXPUESTO

El colectivo de trabajadores expuestos profesionalmente a glutaraldehído está encabezado por el personal encargado de las labores de limpieza de locales y de instrumental, que es el más directamente afectado

EFECTOS PARA LA SALUD

A las concentraciones de trabajo que se emplean habitualmente en el ámbito sanitario el glutaraldehído se considera un producto irritante. En exposiciones de corta duración y aún a bajas concentraciones (0,2ppm) produce irritación de ojos, mucosas y vías respiratorias superiores. La inhalación de vapores puede dar lugar a síntomas respiratorios y cefalea.

En lo que se refiere al contacto dérmico, el contacto prolongado y repetido con la piel puede producir dermatitis y sensibilización. En contacto con los ojos en concentración inferior al 5% produce irritación, lagrimeo y enrojecimiento ocular, concentración superiores entrañan riesgo de lesión de la córnea.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Sustitución: Actualmente existen en el mercado diversas alternativas para la sustitución de glutaraldehído como agente desinfectante. En el caso de la desinfección de superficies se están empleando como sustitutivos diferentes compuestos del amonio cuaternario. En el caso de la desinfección de material está siendo sustituido con éxito por el ácido peracético.

Actuaciones sobre el foco emisor:

  • Los recipientes que contengan glutaraldehído deberán permanecer cerrados y a ser posible herméticamente.
  • Cuando se realicen desinfecciones frecuentes se debe valorar la utilización de la vitrina de gases para realizar las operaciones de inmersión en glutaraldehído.

Actuaciones sobre el medio de propagación:

  • En las zonas donde se utilice glutaraldehído es necesario disponer de una ventilación general suficiente y adecuada a las necesidades de asepsia de la zona. La norma UNE100713:2005 instalaciones de acondicionamiento de aire en los hospitales, indica los requisitos mínimos en esta materia, por lo que es recomendable seguir sus indicaciones.

Medidas organizativas:

  • Mantenimiento preventivo y revisiones de los equipos
  • Valoraciones de la exposición ambiental
  • Procedimientos de trabajo adecuados

Actuaciones sobre el individuo:

  • Formación e información
  • Equipos de protección individual: guantes de nitrilo a ser posible de puño largo (puede usarse látex pero no se recomiendan guantes de neopreno o cloruro de polivinilo pues no son impermeables al glutaraldehído) y gafas de protección contra salpicaduras.
  • Vigilancia de la salud: reconocimientos médicos periódicos.

ÁCIDO PERACÉTICO

DESCRIPCIÓN

Está considerado un desinfectante universal de acción rápida por lo que se utiliza también en el ámbito sanitario. Su actividad biocida es considerable y no deja residuos peligrosos. Es activo frente a un amplio espectro de microorganismos incluso a bajas concentraciones y bajas temperaturas por lo que es compatible con material termosensible y en presencia de materia orgánica.

FACTORES DE EXPOSICIÓN Y MEDIDAS PREVENTIVAS

La exposición del personal que realiza la desinfección depende en gran medida del sistema utilizado y de la presentación de la sustancia.

La exposición durante la esterilización en lavadoras automáticas es muy baja, en cambio esa exposición aumenta cuando el método elegido es el de inmersión, ya que el operario debe manipular las disoluciones de ácido peracético, incluso en algunos casos preparar dichas disoluciones.

De la misma forma las medidas preventivas para evitar la exposición del operario que deben adoptarse, dependerán principalmente del método de desinfección elegido.

DESINFECCIÓN POR INMERSIÓN

Este método se emplea para la desinfección manual de material que puede sumergirse. Para desinfección por inmersión se comercializan diversos productos entre ellos:

Pera Safe (Dupont): Es un producto en polvo que requiere preparar disolución. El fabricante indica que para preparar la solución hay que llevar guantes de látex y protección para ojos, ya que el producto está clasificado como irritante para la piel y ojos. También recomienda utilizar una mascarilla sencilla, sin indicar de qué grado de protección debe ser, para evitar la inhalación de polvo, ya que este puede producir irritación de las vías respiratorias. La protección para ojos debe llevarse para manipular la disolución, en prevención de salpicaduras, aunque la disolución no es irritante para los ojos y la piel. No recomienda otras precauciones especiales.

Instrunet Anioxide 1000 (Laboratorios Inibsa): Es un producto líquido de dos componentes: un generador y un activador. Dado que el componente activador está clasificado como peligroso, es necesario adoptar una serie de medidas preventivas durante la preparación de la solución desinfectante para minimizar el riesgo durante su manipulación. Tanto para la preparación de la disolución como para su manipulación durante la inmersión de los materiales a esterilizar deben realizarse en lugares ventilados para evitar la acumulación de gases provenientes de la reacción de generación del ácido. Las cubetas donde se realice la desinfección deben tener tapa, a ser posible hermética, para evitar que pasen al ambiente del local los vapores de la disolución. Tanto para la preparación como para la manipulación deben utilizarse guantes de protección, es recomendable la utilización de gafas protectoras en prevención de posibles salpicaduras.

ESTERILIZACIÓN AUTOMÁTICA

Dado que tras el proceso se realiza un lavado de la disolución esterilizante, en principio no quedan restos de agentes químicos peligrosos en los objetos esterilizados. En este sistema podría haber contacto durante el cambio de bidones de los preparados, por lo que los riesgos están asociados a la manipulación de los mismos.

PERÓXIDO DE HIDRÓGENO

DESCRIPCIÓN

El peróxido de hidrógeno se presenta comercialmente en disoluciones que varían entre el 3 y el 90%. Estas disoluciones normalmente llevan incorporadas sustancias estabilizantes para evitar la descomposición catalítica del producto.

USO EN EL ÁMBITO SANITARIO

El gran poder de desinfección que posee el peróxido de hidrógeno, debido a la liberación de radicales libres OH que destruyen las membranas celulares, hacen que se utilice en la desinfección y esterilización hospitalaria y se use muchas veces como sustituto del glutaraldehído. Es activo frente a bacterias vegetativas, hongos, virus, micobacterias y esporas según la concentración.

Se emplea en soluciones acuosas del 3 al 6% para desinfectantes de uso tópico y del orden del 35% para sistemas de esterilización automáticos.

RIESGOS PARA LA SALUD

El peróxido de hidrógeno puede ser peligroso si se ingiere, se inhala o por contacto con la piel o los ojos. Inhalar vapores de las soluciones concentradas (superior al 10%) puede producir grave irritación pulmonar. La ingestión de soluciones diluidas puede producir vómitos, irritación gastrointestinal, distensión gástrica. Ingerir soluciones más concentradas puede producir rápida pérdida de conocimiento seguido de parálisis respiratoria.

El contacto con la piel puede producir irritación y descoloramiento pasajero de piel y cabello. El contacto con soluciones concentradas puede producir graves quemaduras de piel y ampollas.

El contacto de una solución de concentración del 3% con los ojos puede causar dolor e irritación leve, sin embargo, las lesiones graves son raras. La exposición a soluciones más concentradas puede producir ulceración o perforación de la córnea.

OTROS DESINFECTANTES Y ESTERILIZANTES

ALCOHOLES

Son los desinfectantes de uso tópico más conocidos y universalmente utilizados, especialmente para desinfección de piel y son especialmente eficaces cuando a continuación se aplica un yodóforo. Además se emplean para desinfección superficial de termómetros, agujas, equipos de anestesia y otros instrumentos, preparación quirúrgica del paciente y lavado quirúrgico del personal sanitario.

ALCOHOL ETÍLICO (ETANOL)

Se emplea a diferentes concentraciones disuelto en agua, especialmente para la desinfección de piel. Su poder alergizante es extremadamente bajo. En aplicaciones repetitivas tiene un efecto desecante en piel. En caso de vaporización puede ser irritante de mucosas.

ALCOHOL ISOPROPÍLICO (ISOPROPANOL)

Es utilizado también como desinfectante de uso tópico en concentraciones del 70% en agua, con una efectividad equivalente a la del etanol, aunque conlleva más riesgos para la salud. También se halla presente como componente de algunos desinfectantes de superficie. Puede causar irritación de ojos y mucosas y el contacto con la piel puede dar lugar a erupciones cutáneas. También es una sustancia inflamable.

MEDIDAS PREVENTIVAS

  • Tras el contacto del alcohol isopropílico con la piel se debe proceder al lavado con agua y se debe quitar la ropa humedecida con el desinfectante
  • Informar de los riesgos de la sustancia a los trabajadores que la utilizan.
  • En determinadas operaciones es recomendable la utilización de equipos de protección individual como guantes y gafas o pantallas de protección (riesgo frente a salpicaduras)
  • Los recipientes con alcoholes deben almacenarse conforme a las normas de productos inflamables, manteniéndose en recipientes cerrados, evitando la exposición al sol y a fuentes de calor.

COMPUESTOS FENÓLICOS

Los compuestos fenólicos son un grupo muy extendido y heterogéneo de desinfectantes en el que las propiedades germicidas, tóxicas, farmacológicas y químicas varían ampliamente.

Hoy en día el fenol (hidroxibenceno) dada su elevada toxicidad, ya no se utiliza.

No obstante, diferentes compuestos fenólicos constituyen la base de muchos desinfectantes corrientes, empleándose a veces para sustituir a los hipocloritos. Son utilizados en la desinfección de superficies y material no poroso.

El fenol y sus derivados son irritantes para la piel y mucosas respiratorias y oculares. Tienen efecto alergénico y fotosensibilizante, pueden provocar la aparición de pulso irregular, convulsiones, coma e incluso la muerte, este es el motivo por el que algunos como el hexaclorofeno se han retirado del mercado.

MEDIDAS PREVENTIVAS

  • Sistemas de ventilación general forzada y extracciones localizadas en algunas operaciones.
  • Tras el contacto con la piel, se debe proceder al lavado con jabón o detergentes suaves y se debe quitar la ropa humedecida con el desinfectante.
  • Informar de los riesgos de la sustancia a los trabajadores que la utilizan.
  • En determinadas operaciones es recomendable la utilización de equipos de protección individual como guantes y gafas o pantallas de protección (frente al riesgo por salpicaduras).

DERIVADOS CLORADOS

El cloro es el desinfectante universal, activo frente a todos los microorganismos. Posee una amplia gama de usos como desinfectante.

HIPOCLORITO SÓDICO

Comúnmente llamado lejía, es el desinfectante de rutina de pavimentos, lavabos, aseos o zonas de preparación de alimentos. También se utiliza en la desinfección de aparatos de diálisis o en el tratamiento de aguas. Como desinfectante general se utiliza a una concentración de 1gr/l, en caso de salpicaduras de sangre o presencia de materia orgánica se usa más concentrado, a 10gr/l de cloro libre, concentración necesaria para destruir las micobacterias.

Los hipocloritos son baratos y de acción rápida pero ha de tenerse en cuenta que se inactivan en presencia de materia orgánica, deterioran los metales y son muy inestables.

RIESGOS PARA LA SALUD

Las soluciones de hipoclorito sódico que contienen concentraciones de cloro libre superiores al 10% deben considerarse corrosivas. A concentraciones de 0,5 ppm puede producirse irritación de mucosas, tos, estornudos, goteo nasa y otros problemas respiratorios leves.

La bibliografía que trata sobre la manipulación del hipoclorito de sodio recomienda que hay que tomar precaución al manejar dicha sustancia ya que cuando es inhalado irrita membranas mucosas de nariz y garganta, pudiendo causar cuadros alérgicos y hasta daño pulmonar; al contacto con la piel puede llegar a irritarla o producir dermatitis; al contacto con los ojos puede producir quemaduras severas y daños a las córneas; cuando se ingiere puede causar perforación de la boca, esófago y estómago, pudiendo llegar al shock, coma y en casos severos la muerte.

MEDIDAS PREVENTIVAS

  • No mezclar con productos incompatibles como ácidos fuertes, amoniaco o formaldehido. No emplear con agua caliente.
  • Utilizar guantes de protección.
  • Es recomendable utilizar gafas de protección contra las salpicaduras.
  • El personal que trabaja con este producto debe estar bien informado de los riesgos y de las incompatibilidades del mismo.
  • Las personas que padecen asma o bronquitis deben abstenerse de cualquier contacto con el cloro.

CLORAMINA T (CLORAMICINA)

Esta sustancia está clasificada como irritante: irrita ojos, piel y las vías respiratorias. Debido a la irritabilidad, debe manipularse en lugares ventilados y con guantes y gafas de protección. Si llegase a formarse polvo debería usarse una mascarilla de protección respiratoria con filtro, al menos de tipo FPP2.

COMPUESTOS DEL AMONIO CUATERNARIO

Estos compuestos en soluciones concentradas del 10% y mayores son tóxicos, causan la muerte si administran internamente y grave irritación cutánea y ocular si se administran externamente. Con las precauciones y normas de manejo habituales la probabilidad de que se produzcan estos efectos es remota, porque se emplean en diluciones muy elevadas.

A una concentración del 0,1% son irritantes para la piel por su capacidad de solubilizar las membranas lipídicas, algunos producen dermatitis profesional y sensibilización cutánea y también asma.

Debido a estos riesgos, deben manipularse con guantes de protección y es recomendable utilizar gafas o máscara de protección para protegerse de eventuales salpicaduras.

YODO Y YODÓFOROS

El contacto prolongado o repetido con la piel puede producir dermatitis. En este caso es recomendable usar guantes de protección.

BIGUANIDAS. CLORHEXIDINA

Los efectos agudos por ingestión o inyección accidental están asociados solamente a concentraciones altas. Es tóxica cuando se instila en el oído medio y produce daño de córnea cuando se instila en los ojos. Dado la baja peligrosidad de los preparados comerciales más utilizados, deben observarse medidas de prevención generales y deben seguirse las instrucciones de uso recomendadas por el fabricante. También es recomendable el empleo de guantes y gafas de protección para evitar posibles salpicaduras.

FORMALDEHÍDO

USO EN EL ÁMBITO SANITARIO

El formaldehido se utiliza como esterilizante y desinfectante de alto nivel en limpiezas superficiales, junto con otros aldehídos, aunque estos dos usos no son habituales en los servicios de salud.

Además se utiliza en su forma gaseosa como esterilizante de cabinas de seguridad biológica. No obstante, esta actividad se realiza habitualmente por personal de mantenimiento externo.

ÁREAS DE EXPOSICIÓN

Se utiliza principalmente en:

  • Servicios de Anatomía Patológica
  • Quirófanos y Salas de Partos

En menor medida también se utiliza en:

  • Centros de Salud y Ambulatorios
  • Consultas o gabinetes de especialidades donde se obtienen muestras que precisan su conservación en formol.
  • Genética
  • Esterilización (disoluciones al 2% de formaldehido)

EFECTOS PARA LA SALUD

En el medio laboral la principal vía de exposición es la inhalatoria, ya que es una sustancia muy volátil y se deposita fácilmente en las vías respiratorias, principalmente en las superiores. Al utilizarse en disolución acuosa, también existe riesgo por contacto, pero la absorción cutánea es reducida.

  • Efectos irritantes: A bajas concentraciones en el ambiente, el formaldehido provoca irritación ocular, del tracto respiratorio y de la piel. La inhalación a altas concentraciones provoca severa irritación del tracto respiratorio e incluso la muerte. Por ello la concentración cuantificada actualmente como peligrosa para la vida y la salud es de 20ppm.
  • Efectos alérgicos: Se han descrito irritaciones primarias de piel y dermatitis de tipo alérgico desencadenadas por contacto directo con formaldehido.
  • Efectos cancerígenos: Se han realizado numerosos estudios sobre aparición de cáncer en trabajadores expuestos a formaldehido. Uno de los más importantes muestra un aumento de los cánceres nasofaríngeos (aunque en un bajo número de casos)
  • Ver tabla en: Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario, al final del artículo
  • Otros efectos: fatiga, dolor de cabeza y alteraciones del sueño. Efectos neurológicos: vértigo, pérdida de equilibrio, falta de concentración, etc.

MEDIDAS PREVENTIVAS

  • Sustitución: La principal medida preventiva es la sustitución del formaldehido por otro agente químico cuyos efectos para la salud sean menos nocivos.
  • Medidas de protección sobre el individuo: la formación del profesional es un aspecto imprescindible en el marco preventivo. Los trabajadores deben utilizar equipos de protección individual: guantes de nitrilo, gafas de protección panorámicas estancas de protección frente a gases, vapores y gotas de líquidos, ropa de protección parcial (mandiles, batas) con buena resistencia a la permeación frente a formaldehido y máscaras con filtro específico frente a formaldehido. En las tareas en las que existe riesgo de salpicaduras y proyecciones, tales como vertidos o trasvases importantes se deberán utilizar además pantallas faciales y en su caso ropa de protección química con buena resistencia a la permeación frente a formaldehido.
  • Vigilancia de la salud: Con la finalidad de identificar problemas de salud derivados de la exposición a formaldehido y evaluar las intervenciones preventivas, se establecerá una vigilancia periódica de los trabajadores profesionalmente expuestos, de acuerdo con los protocolos y directrices de vigilancia de la salud.

OBLIGACIONES DE LA EMPRESA EN RELACIÓN A LOS RIESGOS QUÍMICOS

La normativa específica en la que se desarrollan los principios preventivos recogidos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para el riesgo químico es el Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo.

Las obligaciones de la empresa (gerencia) que tiene hacia sus trabajadores son:

Comprobar la existencia de agentes químicos: Lo primero que debe hacer el empresario (gerente) es asegurarse de la existencia o no de agentes químicos en el lugar de trabajo y cuáles son esos agentes.

Evaluar el riesgo: Si existen agentes químicos y no pueden eliminarse, se deberán evaluar los riesgos originados por los mismos en cada puesto de trabajo, así como elaborar y aplicar la correspondiente planificación de la actividad preventiva.

Eliminar el riesgo: Es la primera obligación legal del empresario (gerencia). Casi siempre se puede encontrar una sustancia alternativa o un proceso diferente que no sea peligroso o presente menos riesgo para la salud de los trabajadores.

Reducir el riesgo: Cuando no se puedan eliminar los riesgos, se reducirán al mínimo aplicando medidas preventivas que incluyan por orden de prioridad:

  • Uso de procedimientos de trabajo, equipos, etc que permitan evitar o reducir al mínimo cualquier contacto que pueda suponer un peligro para la seguridad y salud del trabajador o trabajadora.
  • Medidas de ventilación, extracción u otras medidas de protección colectiva, así como medidas adecuadas de organización del trabajo.
  • Cuando las medidas anteriores sean insuficientes y no pueda evitarse la exposición por otros medios, aplicar medidas de protección individual.

Vigilancia de la salud: Tal y como recogen los artículos 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el 37 del Reglamento de los Servicios de Prevención y el 6 del Real Decreto 374/2001, el empresario deberá llevar a cabo una vigilancia de la salud de los trabajadores expuestos.

Medidas ante accidentes, incidentes y emergencias: Se deberán planificar las actuaciones a realizar en estos casos y adoptar las medidas necesarias para llevarlas a cabo.

Formación e Información: El empresario (gerente) está obligado a informar y formar adecuadamente a sus trabajadores sobre los riesgos en sus puestos de trabajo, así como de las medidas preventivas a adoptar en cada caso. En lo que se refiere al riesgo químico, debe proporcionar al trabajador los equipos de protección individual (EPI’s) reglamentarios, formarles sobre los procedimientos de manipulación seguros y tener a disposición de los trabajadores las fichas de datos de seguridad de todos los productos químicos empleados en sus puestos de trabajo.

Participación y Seguimiento: Los trabajadores tienen derecho a participar en todos los aspectos de la prevención a través de sus representantes. Es esencial que los delegados/as de prevención realicen un seguimiento de las actividades preventivas planeadas por la empresa, de las propuestas realizadas a la dirección por ellos mismos y del cumplimiento de los acuerdos.

Anexos – Riesgos químicos en el sector sanitario

Bibliografía

  1. Vainio, H. (1982)Inhalation anesthetics, anticancer drugs and sterilants as chemical hazards in hospitals. Scand J WorkEnvironHealth, 8(2), pp.94-107
  2. Briseño, C.E., Herrera, R. N., Enders, J. E., Fernández, A. R. (2006).FACTORES DE RIESGOS QUÍMICOS EN EL PERSONAL DE ENFERMERÍA. Enfermería Global, 9 (5), pp. 1-10.
  3. Hayes, J. P., & Fitzgerald, M. X. (1994). Occupational asthma among hospital health care personnel: a cause for concern?. Thorax, 49(3), 198–200.
  4. Okoshi, K., Kobayashi, K., Kinoshita, K. y otros. (2015).Health risks associated with exposure to surgical smoke for surgeons and operation room personnel. Surg Today 45 (8), pp. 957-965.
  5. Green, CJ. (1981). Anaesthetic gases and health risks to laboratory personnel: a review. Laboratory Animals, 15(4), pp. 397–403.
  6. CCOO Andalucía. (10 marzo,2015). Enfermedades por agentes químicos. Campaña ponle cara a la enfermedad. Tu salud no está en nómina.
  7. Servicio Andaluz de Salud (2011). Prevención de riesgos químicos en el personal sanitario y de limpieza: Detergentes.
  8. Servicio Andaluz de Salud (2011). Prevención de riesgos químicos en el personal sanitario y de limpieza: Peróxidos.
  9. Servicio Andaluz de Salud (2011). Prevención de riesgos químicos en el personal sanitario y de limpieza: Persulfatos.
  10. Junta de Andalucía (sf). Prevención de riesgos laborales en sanidad.
  11. Instituto Aragonés de Seguridad Y salud Laboral. (2017). Memoria 2017. Gobierno de Aragón
  12. García, E., Juanes, Y., Rozada, MC., Arias, S., Blanco, NM., Alonso, MA., … Iglesias, L .(sf). Mapa de riesgo químico en Asturias.Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales
  13. Juanes, Y., Caso, LM., García, E. (2014). Alerta de agentes químicos cancerígenos y mutágenos.Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales.
  14. García, B. (2006). Los productos químicos como factor de riesgo.Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales.
  15. Garcia, E., García, O., Juanes, Y., Lobo, V., Vega, R.(2012). Mapa de riesgo químico en Asturias: Sector Sanitario.Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales
  16. Servicio de Prevención de la Universidad de las Islas Baleares (2016). Prevención de Riesgos en Laboratorios de investigación y de prácticas.Universidad de las Islas Baleares
  17. Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (2016). Manual de Prevención de Riesgos Laborales.Servicio Cántabro de Salud
  18. Sánchez, S., Martínez, A., Sánchez, MN., Amorós, A., Caballero, P., Conejo, R.,… Mata, J. (2018) Guía de actuación frente al riesgo de exposición a medicamentos peligrosos para los trabajadores del servicio de Salud de Castilla- La Mancha. Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.
  19. SESCAM (2018) Guía de actuación frente al riesgo de actuación frente al riesgo de exposición al formaldehído de los trabajadores del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.
  20. Servicio técnico de asistencia preventiva de UGT Castilla y León (2009). El riesgo químico: Eliminación, envasado y etiquetado de productos químicos. UGT Castilla y León
  21. CCOO de Castilla y León (2011) Guía básica de Riesgos Específicos en el Sector Sanitario.
  22. UGT-FICA Catalunya (2018) Exposición a productos químicos en los lugares de trabajo.
  23. Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (sf) Manual para la prevención de Riesgos Laborales. Hospital Clínico de Barcelona
  24. Mateos, J., Campos, RM., Rodrígues, M., Miranda, MD., Montero, E., Amores, FJ. (2010).Información inicial sobre Prevención de Riesgos Laborales. Gerencia del Área de Salud de Cáceres
  25. Área de Salud de Plasencia (sf). Prevención de Riesgos Laborales. Recuperado de: http://www.areasaludplasencia.es
  26. González, MC., Peteiro, MF. (2013). Riesgo Químico: Guía básica de productos. CIG Saúde Laboral.
  27. Ferrón, L.(2017). Buenas prácticas en prevención de riesgos laborales: manual de seguridad en el laboratorio. Xunta de Galicia
  28. Servicio Riojano de Salud (2004) Plan de prevención de riesgos laborales del Servicio Riojano de Salud.

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Pres. Carey Rath

Last Updated: 06/26/2022

Views: 5943

Rating: 4 / 5 (61 voted)

Reviews: 84% of readers found this page helpful

Author information

Name: Pres. Carey Rath

Birthday: 1997-03-06

Address: 14955 Ledner Trail, East Rodrickfort, NE 85127-8369

Phone: +18682428114917

Job: National Technology Representative

Hobby: Sand art, Drama, Web surfing, Cycling, Brazilian jiu-jitsu, Leather crafting, Creative writing

Introduction: My name is Pres. Carey Rath, I am a faithful, funny, vast, joyous, lively, brave, glamorous person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.